martes, 10 de marzo de 2009

Lo nuevo de Bolaño


Así es nomas, y no es que Bolaño haya seguido escribiendo en un mundo de ultratumba (que si existe de seguro que en eso esta, además de hacer un cursillo con Pascal). Sino que tras cambiar de agente literario: de Carmen Ballcels a Andrew "el chacal" Wylie aparecen cajas con más material inédito. Lo extraño es que se supone que Ignacio Echeverria ya había saqueado todo los escritos sin publicar, y es que parece que el crítico español se dedico a hackear solo el disco duro del compu de Bolaño, siendo que adquirio este recién en 1995, y como bien dice la nota de la revista Ñ la primera vez que Bolaño escribio el nombre de Benno von Archimboldi fue en 1988.
Cualquiera que haya leido, aunque sea, la contra-tapa de 2666, sabra que Archimboldi es el nombre del escritor protagonista del mamut bolañiano, y que su nombre le da título a la quinta y última novela. En fin se supone que hemos de asombrarnos porque Bolaño venía trabajando su obra desde hace mucho tiempo antes, sin embargo todo buen lector sabe que los clásicos no se escriben de la noche a la mañana. Sin embargo lo que llama la atención es como el descubrimiento de nuevo material comienza a alterar el mapa de la obra, la cartografía y su estructura. Y es que la nota destaca, como de un legajo o continium de papeles se estrajo las cinco novelas de 2666 y Estrella distante: ya no solo se habla de El tercer Reich (la novela basada en un jugador de wargames), sino que de un par de novelas más: Diorama y Los sinsabores del verdadero policia o Asesinos de Sonora; parece que con el paso del tiempo la obra de Bolaño terminara conviertiendose en un extensa alocución (imagen inevitable si se piensa que el grueso de su obras, desde estrella distante hasta 2666 fue publicado en menos de diez años). Se habla de poemas inéditos, diarios y hasta la sexta novela de 2666, asi es que a prepararse, porque comienzan los saqueos, los tirayafloja porque Bolaño es un peso pesado absoluto en el mercado literario.
Con la consagración de Bolaño en las metropolis literarias de habla inglesa (¿les suena Obama y Gordon Brown?), es cosa de armarse de paciencia y esperar, porque en unos cuantos años le van a publicar hasta los rayados del baño y la agenda telefonica (si alguien quiere saber el número de Fresán o Vila-Matas: queda poco): lo importante es que ojalá se respete el rigor que le impuso el mismo Bolaño a su obra, los criterios y lineamientos de edición que la constituyen, en fin hay Bolaño para rato.

3 comentarios:

Ko-Pe Jano dijo...

ando esperando a que salga lo nuevoski :D

Floressecas dijo...

Pablo, se te ve inspirado

Daniela C. dijo...

pablo, se te ve sessy