martes, 4 de agosto de 2009

Bukowski al habla

"No había esperanza. Toda mi vida había querido ser un escritor y ahora tenía mi oportunidad y no se me ocurria nada. No había corridas de toros ni combates de boxeo, ni jovénes señoritas. Ni siquiera había un conocimiento profundo de nada. Estaba jodido. No pude conseguir la palabra y me tirarón a una esquina. Bueno, todo lo que podía hacer era morirme. Pero siempre me lo habia imaginado distinto. Quiero decir, al escribir. Quizá fuera la película de Leslie Howard. O leer la biográfia de Hemingway o D.H. Lawrence. O Jeffers. Podías empezar a escribir de mil maneras diferentes. Y entonces escribias un poco. Y conocías a algunos escritores. Los buenos y los malos. Y todos tenían almas mecánicas. Te dabas cuenta en cuanto te metías en una habitación con ellos. Sólo había un gran escritor cada 500 años, y tu no eras él, y ellos ciertamente tampoco. Estabamos jodidos.""Como cualquiera podrá deciros, no soy un hombre muy agradable. No conozco esa palabra. Yo siempre he admirado al villano, al fuera de la ley, al hijo de perra. No aguantó al tipico chico bien afeitado, con su corbata y un buen trabajo. Me gustan los hombres desesperados, hombres con los dientes rotos y mentes rotas y destinos rotos. Me interesan. Están llenos de sorpresas y explosiones. También me gustan las mujeres viles, las perras borrachas, con las medias caídas y arrugadas y las caras pringosas de maquillaje barato. Me interesan más los pervertidos que los santos. Me encuentro bien con los marginados porque soy un marginado. No me gustan las leyes, ni morales, religiones o reglas. No me gusta ser modelado por la sociedad."
"La cosa era mantener cuatro paredes a tu alrededor. Si tenias cuatro paredes, tenías una oportunidad. En cuanto estuvieras en la calle, las oportunidades se irían al carajo, ellos te tendrían, te tendrían bien cogido. ¿Para que robar algo si no lo puedes cocinar? ¿Cómo te puedes follar a alguien si estas viviendo en un callejón? ¿Cómo te vaz a dormir si todo el mundo ronca en el albergue de la Misión? ¿Y se rompen tus zapatos? ¿Y huelen? ¿Y es insano? Ni siquiera puedes mear sin mojarte, ver sin tener que cerra los ojos o morirte sin sufrir. Necesitas cuatro paredes. Dadle a un hombre cuatro paredes y moverá el mundo."
"...mientras tanto yo me estaba sumergiendo en una especie de infierno personal. Estaba muy nervioso, son los nervios rotos-un pequeño ruido imprevisto me hacía brincar fuera de mi piel- Tenía miedo de ir a dormir: pesadilla tras pesadilla sacudían mi alma, cada una más terrible que la precedente. No pasaba nada si te ibas a dormir totalmente borracho, eso estaba bien, peros si te ibas a dormir medianamente borracho, o aún peor, sobrio, entonces los sueños comenzaban a atormentarte, y nunca estabas seguro de cuando estabas durmiendo y cuando la acción era real y en tu propia habitación; porque cuando dormias, soñabas la habitación entera, los platos sucios, los ratones, las paredes doblandose, el par de bragas cagadas que alguna puta había dejado olvidadas en el suelo, el grifo goteante, la luna allí fuera como una bola encendida, coches llenos de hombres sobrios y bien alimentados, anuncios luminosos atravesando tu ventana, todo, todo, estabas en una especia de esquina oscura, oscura y oscura, sin ayuda, sin razón, la razón pérdida y perdida, esquina oscura y sudorosa, la tiniebla extraviada, oscuridad e inmundicias, la realidad fétida, el olor de todas las cosas; arañas, ojos, caseras, aceras, bares, edificios, hierba y no hierba, luz y no luz, sin jámas pertenecerte nada. Nunca aparecián elefantes rosas en mis pesadillas, pero si montañas de hombres sonrientes hirviendo y esgrimiendo trucos salvajes, o feroces hombres gigantescos apareciendo como una tormenta brutal para estrangularte, o clavar sus dientes en tu garganta. O te quedabas tumbado de espaldas paralizado, sudando, con la mirada dilatada de dolor, con esta cosa negra, hedionda y peluda de baba verde subiendo arratrándose lentamente por tu cuerpo por tu cuerpo por tu cuerpo."Todas las citas fuerón extraidas del libro "Se busca una mujer" de Charles Bukowski
Imagen I, retrato de Charles Bukowski, II ilustración de Miguelatxo Prado, III ilustración de Enki Bilal, IV ilustración de James Jean, V ilustración de Enki Bilal. (Ilustraciones cortesía de Angux y la CARAVIÑETA.

5 comentarios:

Floressecas dijo...

Pablito...

nada que decir.. como que ua se dispone siempre en un tono de habla medio crítico y toda esa polaina... pero esta vez: nada que decir
me encantó...


aunque, no se por que me he quedado preocupada.

Mis_polainas dijo...

Morín, de qué te preocupas sí todo esto es un chiste. Humor y más humor, tú sabes, ironía.

Muchas Gracias Pablete!!!!!!! Excelente subida.

Floressecas dijo...

yo siempre me preocupo por todo y por todos...

ultimamente no distingo entre ironías y lo literal...

lo lamento.

Angux dijo...

Gracias por los diversos enlaces PABLO.
No conocía tu blog pero me hago seguidor urgentemente.
Un saludo.

Pablo dijo...

Bienvenido Angux, serás un seguidor ilustre, por mi parte soy fan de tu blog.
un saludo!