jueves, 26 de febrero de 2009

Una de flaites japoneses


Título: Crows Zero
Título Original: Kurozu Zero
Director: Takashi Miike
Duración: 129 minutos
Año: 2007
País: Japón
género: flaitestudiantes japoneses
fecha de estreno en Chile:

el día de la tapioca
¿
y como m?$#! la veo?:
Punto Reflex fansub

Crows Zero es un live action (manga adaptado a la pantalla grande con actores de carne y hueso) basado en la obra de Hiroshi Takahashi, en general este tipo de adaptaciones ha dado frutos bastante repugnantes (Deathnote, El principe del tenis), sin embargo el director de este film es Takashi Miike, japones de 48 años que cuenta con medio centenar de peliculas en su filmografia además de miniseries. Director hiperquinetico y polémico entre sus higlights esta la escena en que una mujer da a luz a un hombre (literamente, lo que leyeron es lo que ven) en Gozu, o las incestuosas escenas de la sufrible Visitor Q, y no podemos olvidar a la sanguinolenta partera de Imprint (capítulo dirigido por Miike para Masters of horrors, el único que ha sufrido censura hasta la fecha), pero no todo en la vida son salvajadas para este amigote de Quentin Tarantino y Eli Roth (a quienes porque no decirlo ha influenciado desicivamente, a tal punto que el primero produjo un remake de Django dirigido por Miike), pues su principal atributo es la facilidad con la que domina los géneros, como el terror (One Missed Call, la original no el bodriete gringo), el mismo live action (Ichi the killer, la miniserie de MPD psycho), sin olvidar el musical (The happines of katakuris) y por supuesto el favorito del director: el género gangsteril o de yakuzas (Shinjuku Triad Society, Agitator, la saga Dead or Alive). Es la mano de Miike aplicada a este último lo que se deja ver con más fuerza en Crows Zero.

Suzuran es una escuela donde todas las relaciones humanas están reducidas a cierta primitiva y simple expresión humana: los golpes, aqui no hay espacio para profesores ni autoridades de ningún tipo (la policia aparece en un par de escenas de humor), en cada rincón de la escuela parace que ha explotado una bomba y por si fuera poco esta esta rodeada de insustrias y lugares abandonados. Y como el lenguaje primario son los golpes el animal de turno se llama Tamao Serizawa (Takayuki Yamada), quien con su pandilla son los más fuertes del lugar, hasta que llega Genji Takaya (Shun Oguri), hijo de un jefe Yakuza que quiere tomar el control de la escuela por el solo próposito de superar a su padre (ex alumno del distiguido cole, que no consiguio hacerse con el liderato), pero Genji es un tipo introvertido y sin mucha labia, asi es que se alia con Ken Katagiri, un yakuza loser y deslenguado que lo instruira, para granjearse el apoyo de otros compañeros y enfrentarse a Serizawa en una batalla de infarto. El film tiene un ritmo endemoniado, y pone en escena un sin fin de escenas de violencia y lucha excelentes técnicamente en todo sentido, pero la gracia de la cuestión es que los golpes de efecto no son la base de la pelicula, Miike logra desarrollar a cada personaje de la intrincada jerárquia de Suzuran, con sus conflictos y personalidades, además de pasearse por distintos tonos: pelicula de formación,comedia, melodrama y escenas adrenalinicas se suceden sin freno en poco más de dos horas, delineado una obra que es entretenimiento de calidad, sin dejar de ser una pelicula interesante.El asunto de los escolares violentos es practicamente un tópico japones (vease Battle Royal o la somnifera Once a upon time in a High School), y si ampliamos la discusión al concepto de juventud, nos encontramos con un motivo clásico del cine, expuesto generalmente bajo el siguiente problema: que carajo hace un adolescente/joven lleno de energía al que no le interesa en lo más mínimo ser parte del sistema. Los ejemplos van desde la ñoña Rebelde sin causa hasta la interesante naranja mecánica de Stanley Kubrick, en esta última una refinada y maquiavelica pandilla, que arrasa con todo, choca de frente contra un sistema pavloviano. En la película de Miike la marginalidad es un a priori absoluto, no hay figuras de orden ni de ley, los únicos adultos son yakuzas. La pelicula tránsita con perfecta comodidad por el imaginario del director de Dead or Alive, sin embargo este no llega a poner en escena momentos del calibre de los antes citados lo que es aún más interesante, porque Miike no piedre el norte y nos muestra que al fin y al cabo las luchas de Suzuran no dejan de ser juegos de niños inquietos y sin reglas, mientras que los yakuzas muchas veces juegan a ser niños sin reglas. Furiosa, entretenida, nihilista e iconica; Crows Zero es un film imperdible muy superior a todo lo que se vende bajo ese rótulo en nuestras salas de cine.Trailer Crows Zero



PD: Miike filmo una continuación que obviamente se llamará Crows Zero II
Trailer Crows Zero II

7 comentarios:

Mis_polainas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mis_polainas dijo...

Weón, excelente!!!! tienes que puro prestar la movie. Por cierto, acabo de ver la foto de López y Miike: ¡maldito desgraciado! ... aps, lo otro, Once a upon time in a High School no me pareció tan soporífera, de hecho, me gusto.

Ko-Pe Jano dijo...

dale dale yo tambien la quiero ver
buen ritmo me gusto, buena pablete. :D

Daniela C. dijo...

esho es la secundalia...pelea tlas pelea

Daniela C. dijo...

está más entrete la crítica que la pelicula.ahá ahá. Todos con las bocas rojas y ahi se queda.

Pablo dijo...

bueno pues, yo la pase muy bien viendola, en fin que parece que credibilidad no me falta. A ver si para lapóxima estamos más de acuerdo.

manipulador de alimentos dijo...

Tengo que confesar que me daba pereza ponerme a ver 'No' de Pablo Larraín. Ya sabéis, Pinochet, la dictadura, con todo respeto, como que ya me lo sabía todo. Al estilo de las pelis españolas de la guerra civil. Ha sido una grata sorpresa. Entretenida, al estilo de 'Argo', con un 'look' extraordinario de esos años 80 y unos créditos magníficos. Más que recomendable. Un saludo!!!!