jueves, 22 de enero de 2009

¿Superman negro?

Ya que más abajo hable de WATCHMEN, no esta demás comentar que el 2008 fue el año de los comics en el cine. El mainstream gringo echo a andar la maquinaria de adaptaciones desde el noveno al séptimo arte, pero lo interesante de la cuestión es que los que llevan la delantera son los superheroes, por lo que la retórica imperante en sus viñetas es a lo que más metraje le ha dedicado el celuloide. Ya esta en boca de todos que los superheroes son el equivalente actual de lo que fue el western, pero dicha explosión no obedece solo a cuestiones de mercado, sino que retoricamente las fábulas superheroicas sirven para exponer y caracterizar un estado de cosas, una época. Se supone que la figura del superheroe esta rodeada de un hálito mésianico, es el elegido o el enviado para poner orden, cambiar la situación y corregir el caos. Esto ya sea con superpoderes y de cara al mundo, en el caso de Superman, o bien con una capucha, capital ilimitado, y utilizando la imagen de un muercielago como Batman.
Obama por el prestigioso Alex Ross

Este año Estados Unidos eligio a Obama, el primer presidente afroamericano de su historia, para reemplazar a mister W. En su campaña a Obama no le desagrado el coqueteo con el mundo del cómic, muy por el contrario sino me equivoco se declaró seguidor de Batman o Spider - Man, incluso tuvo unos cuantos crossovers: con el fotografo aracnido. Lo que prueba que el mundo del noveno arte gringo se invlucro de lleno en la campaña. Pero bueno, el asunto es como se ha dibujado en la figura de Obama a una suerte de salvador, como si el hombre tuviera en sus manos las claves de un cambio rotundo, nadie va a negar que ya es un simbolo de las minorias, pero el verdadero cambio no es parar "los interrogatorios" en Guantanamo, sino que cerrar la base. La expectativa con respecto a lo que pueda hacer Barack Hussein Obama es muy alta, sin embargo su discurso mantiene las ideas de prosperidad y optimismo ilimitado que caracterizan al país del tío Sam, cuan radical será SuperObama para el mundo ya veremos. ¿Que pasará con la producción cinematografica?: esta última seguira derroteros nacionalistas (están esas pelotudas secuencias de la gente ayudando a Spider man, en la trilogia de Sam Raimi), o lineamientos más críticos, como lo que hizo Nolan en Batman Dark Knight, ejemplo interesante de observar, en la segunda parte dirigida por el director de Memento, Batman/Bruce Wayne veia en Harvey Dent una suerte de sucesor, el hombre que se mueve en la legalidad y la politica que asumia el trabajo sucio de cara al mundo, pero bueno ya sabemos que paso con el pobre Harvey, y es que parece que el mundo no esta para heroes.